domingo, 7 de octubre de 2012

Broches regalo

Como en el hospital se están portando tan bien con la abuela he hecho unos broches para agradecerles toda la ayuda y el cariño que nos han dado.


Este es para Marta, una de las limpiadoras, cada día entra en nuestra habitación con una sonrisa y nos pregunta como estamos. No os hacéis una idea de cómo se agradece el ver una cara amiga en estos días...


Y este es para un auxiliar que tiene cautivada a la abuela, es entrar y se le pasan todos los males. Su cariño y su paciencia bien merecen como mínimo un pequeño detalle.

(Ya os enseñaré el que le estoy haciendo a la médica y a los fisio)

Marina

5 comentarios:

Chary Aceituno dijo...

Tienes mucha razón, mi padre estuvo bastante tiempo en el hospital y la mayoría de personas que trabajan son angeles y las personas que están allí lo agradecen y mucho, se recuperan antes. Los detallitos una monada. Besos guapa.
Chary :)

Barbara dijo...

menudo detallazo, la verdad es q se agradece q sean amables cuando por circunstancias hay q estar en un sitio así...
les habrá encantado!

Laura M. dijo...

Muy bonitos!!!

Ánimos a toda la familia ;)

Pilar Garcia de la Cueva dijo...

Que suerte tienen, ya me gustaria ami estar trabajando ahi,(yo tambien soy sanitaria)espero que se mejore la abuela.
un bso.

manipulador de alimentos dijo...

si, la verdad es que las personas que trabajan en estos sitios están echos de una pasta especial... gracias a que existen :)